Servicios de interpretación

Ofrecemos servicios de interpretación consecutiva en las combinaciones de idiomas más usuales en el lugar que el cliente desee.

Por sus conocimientos en el ámbito jurídico, nuestros intérpretes cuentan con las competencias y aptitudes profesionales y sociales necesarias para ayudarle en el marco de:

  • Negociaciones contractuales
  • Procedimientos de conciliación
  • Mediaciones
  • Legalizaciones
  • Procedimientos arbitrales
  • Audiencias e interrogatorios
  • Transacciones en el marco de fusiones y adquisiciones de empresas
  • Conferencias

La interpretación más adecuada para su evento

Interpretación diferida

El orador habla mientras el intérprete toma notas. Los discursos se interpretan con un retraso temporal, con lo cual se necesita aproximadamente el doble de tiempo.

Interpretación consecutiva

Después de la intervención del orador, o alternándose con este, el intérprete traduce al idioma de destino la sección correspondiente.

Interpretación de enlace

En la interpretación de enlace, el intérprete utiliza activamente dos idiomas, por ejemplo, en los tribunales o durante los interrogatorios.

Interpretación simultánea

El orador habla mientras el intérprete traduce verbalmente al mismo tiempo. Esta técnica ahorra mucho tiempo, pero también requiere, además de la formación adecuada, una concentración máxima. Por esta razón, en los eventos más largos, dos intérpretes suelen turnarse cada 20-30 minutos. Desde un punto de vista técnico, podemos diferenciar entre las siguientes modalidades:

Conferencias y convenciones

En los grandes eventos, el intérprete realiza su trabajo desde una cabina insonorizada. Se utiliza la tecnología de transmisión de sonido adecuada, así como auriculares de alta calidad para la audiencia.

Visitas guiadas

Para eventos itinerantes o más pequeños se utiliza un equipo de interpretación portátil. El intérprete habla por el micrófono. Las señales se transmiten a los auriculares de los oyentes.

Interpretación susurrada

En este particular formato, el intérprete se sienta entre un máximo de dos oyentes o detrás de ellos y les susurra la interpretación. Este método elimina la necesidad de contar con medios técnicos.

Siguenos en